Scrum Master, el maestro del juego

¿Has notado que cualquier juego de cartas supone una serie de reglas? ¿Y que, a menos que tengas suerte de principiante, si no las conoces no jugarás tu mejor partida?

Scrum, siendo un marco ágil de desarrollo de productos, vendría a ser ese conjunto de reglas que debes conocer para jugar una buena partida de cartas. Ahora bien, ¿qué sucede si efectivamente no conoces muy bien esas reglas? ¿A quién acudes? Seguramente, te acercarás a esa persona que las comprende a la perfección pero que, a su vez, también es capaz de enseñarte adecuando su discurso a tus necesidades. En Scrum, esta persona será el Scrum Master.

Scrum Master, el maestro del juego

¿Quién es el Scrum Master?

El Scrum Master es un mentor o coach que te asesorará y formará de acuerdo a tus necesidades, las del resto del Scrum Team (el Product Owner y los Developers) y las necesidades de la empresa, realizando para ello un trabajo de alineación.

Observarás que el mismo, lejos de querer jugar por ti o buscar controlar qué cartas utilizas a lo largo de las rondas, intentará enseñarte los valores de cada carta y las diferentes maneras posibles de jugarlas. Así, a la hora de participar, tendrás el abanico completo de posibilidades de juego y comprenderás los objetivos del mismo.

¿Cuáles son sus responsabilidades?

Un buen Scrum Master utiliza los desafíos del día a día para encontrar las mejores maneras de ayudar a tu equipo, y a la organización en general, a aprender y perfeccionarse continuamente. Por lo que se encargará de:

  • Facilitar y organizar las reuniones del equipo: Sprint Planning, Daily Scrum, Sprint Review y Sprint Retrospective.
  • Eliminar obstáculos.
  • Crear un ambiente en donde el equipo pueda ser efectivo.
  • Abordar la dinámica del grupo.
  • Asegurar una buena relación dentro del Scrum Team (entre los Developers y el Product Owner), así como con los stakeholders.
  • Proteger al grupo de interrupciones y distracciones externas.

Errores comunes a la hora de incorporar el rol del Scrum Master

Seguro que nunca le pedirías ayuda a aquel que, como tú, acaba de aprender a jugar un nuevo juego de cartas, ni a aquel que juega con reglas diferentes; sino que elegirías a quien tenga experiencia en el juego y sea capaz de guiarte dentro de sus parámetros, ¿verdad?

Por eso es importante no caer en la tentación de creer que, si bien un Project Manager está acostumbrado a desenvolverse dentro de una posición de líder, no lo estará dentro de un entorno ágil. Por lo que, asumir que será propicio ubicarlo en el rol de Scrum Master sin preparación alguna, es un problema. Ya que, si el mismo se encontraba acostumbrado a  desarrollarse desde una postura de comando y control, probablemente en un principio sea difícil que se desenvuelva en el liderazgo de tipo servicial del Scrum Master.

Muchas veces se presupone que la carga de trabajo de un Scrum Master será la misma para cada equipo. Esto no es así. Todo depende del tiempo que lleve un equipo trabajando juntos, su entendimiento de los valores y principios ágiles, así como su experiencia en este ámbito. Es probable que un equipo altamente funcional necesite mucha menos ayuda que un equipo que no lo es.

Dedicación del Scrum Master

El rol del Scrum Master es el más sencillo de explicar pero uno de los más difíciles de ejecutar. Como mencionamos, debe adecuarse a las características de cada equipo y su contexto. Es un trabajo “personalizado”. Por lo que, podremos encontrarnos con un Scrum Master:

  • Rotativo: los miembros de un equipo rotan las responsabilidades de un Scrum Master entre cada miembro en cada Sprint.
  • A tiempo parcial: alguien toma las responsabilidades del Scrum Master en adición a las que ya tiene dentro del equipo.
  • A tiempo completo: una persona dedicada exclusivamente al trabajo de Scrum Master.

Qué tipo de trabajo realizará el Scrum Master será una decisión a tomar por parte de la organización y de los diferentes equipos.

Los desafíos del Scrum Master

De los muchos múltiples desafíos que deberá enfrentar el Scrum Master, creemos que los más destacables son los siguientes:

  1. Resistencia al cambio: una de las situaciones más frustrantes, ya que no siempre se da de manera consciente o activa. 
  2. Mala comprensión del proceso: al Scrum introducir un radical cambio en la metodología de trabajo, es común que se generen confusiones en su implementación.
  3. Fallas en la adaptación a los cambios en los roles: transicionar a Scrum ocasiona una distorsión en todos los roles. El temor a la pérdida de autoridad y control, o incluso a desarrollarse dentro de la autogestión, puede ser desafiante.

¿Quieres ser un experto en las reglas del juego Scrum? ¿Ser quien enseñe y acompañe a otros en su proceso de transformación a un entorno de trabajo ágil?

Si te ha llamado la atención el rol de Scrum Master o ya has estado pensando en certificarte como tal, te recomendamos nuestro curso CERTIFIED SCRUM MASTER®. Aprenderás a desenvolverte en este rol, adquiriendo las herramientas y técnicas necesarias para hacerlo.

Y si lo que buscas es un asesoramiento más personalizado e intensivo, te recomendamos nuestros servicios de consultoría y coaching.

También ofrecemos cursos no-certificados y trainings in-house que podrían interesarte. ¡Contáctanos!

Scrum Master, el maestro del juego

Leave a Reply Cancelar respuesta

Scroll hacia arriba
Salir de la versión móvil
%%footer%%