¡Trata de arrancarlo, Carlos! Consejos para lanzar tu próximo proyecto con Scrum

lanzar tu proyecto con Scrum

“Acabamos de terminar nuestro curso de Scrum y viendo el potencial de este marco de trabajo nos decidimos a lanzar nuestro próximo proyecto. 

Lo hablamos con nuestro cliente y está de acuerdo. Él también ha oído las ventajas de la Agilidad y no quiere ser el único en su industria que se quede sin comentar, en los distintos foros en los que se reúne con otras empresas de su sector, sobre sus proyectos ágiles.

Como la decisión ya es firme, comenzamos a reunirnos para identificar las necesidades. Nuestro equipo de analistas acude a las instalaciones del cliente para observar in situ las necesidades de los que serán los usuarios. Además mantenemos diversas reuniones, realizamos entrevistas y enviamos todo tipo de encuestas. Y con toda la información recibida realizamos un exhaustivo análisis y por fin, tres meses más tarde, y tras varias idas y venidas y en algunos casos algunas negociaciones “difíciles”, conseguimos cerrar el Product Backlog de nuestro proyecto, una fecha de entrega y el precio.

Luego, como es habitual, nuestro equipo de ingenieros seniors diseña la solución, estableciendo la arquitectura general y las herramientas que deberán usarse, e incluso realizan algunos diseños detallados de algunos módulos, movidos en algunos casos por su novedad, y en otros porque quieren que los Desarrolladores pongan en práctica algunas ideas que, si bien saben que incorporan ciertos riesgos, en caso de funcionar les permitirán reducir los costes y aumentar, de ese modo, los beneficios del proyecto.

Y por fin llega el proyecto a las manos de los Desarrolladores, y comienzan los Sprints.”

¿Te suena este contexto? ¿Hay algo que no te encaje?

Si todo te ha parecido natural y te encaja, entonces ¡Houston, tenemos un problema! (desde la perspectiva Ágil, naturalmente). 

Si vuelves a releer con atención el relato anterior, deberías ser capaz de identificar cómo la secuencia de acciones presentada es totalmente contraria al mindset Ágil: es lo que comúnmente llamamos un “waterfall encubierto”. 

¿Qué fue de “el proceso de desarrollo de productos surge de la interacción constante de un equipo multidisciplinario cuidadosamente seleccionado cuyos miembros trabajan juntos de principio a fin.» que Nonaka y Takeuchi explicaban en su artículo “The New New Product Development Game”?

Mi experiencia ayudando a distintas organizaciones me ha enseñado que aún nos queda camino que recorrer en el lanzamiento de las iniciativas ágiles. Hay mucho desconocimiento (o quizá mucho miedo) sobre cómo arrancar el desarrollo de un nuevo producto o servicio de forma ágil.

Por ello, hace ya unos años publiqué el libro “Despegando con Scrum” (disponible para descarga gratuita en formato pdf, o en papel) y compartí el Diagrama WaGI (un sencillo proceso para ayudar en la alineación de los objetivos de su equipo y los stakeholders, y con el descubrimiento de los primeros elementos del Product Backlog).

Y por eso, si en vuestra organización la mayoría de los nuevos productos o servicios se plantean desde un contexto como el descrito en los primeros párrafos, te invito a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro email o de nuestro formulario de contacto, para así poder tener una conversación y descubrir cómo podemos ayudaros a arrancar, con éxito, vuestras próximas iniciativas ágiles.

¡Trata de arrancarlo, Carlos! Consejos para lanzar tu próximo proyecto con Scrum

Deja un comentario

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: